Alternativa3
El Comercio Justo, una herramienta eficaz para erradicar la pobreza
14 / 10 / 2014

El tema del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza de 2014 es: «No dejar a nadie atrás: pensar, decidir y actuar juntos contra la pobreza extrema».

 

Este lema reconoce y subraya la necesidad de que las personas que viven en condiciones de pobreza extrema y exclusión social participen activamente en la búsqueda de soluciones a este grave problema.

 

Uno de los principios del comercio justo es que los productores estén organizados en cooperativas u otras formas participativas lo que les permite tomar sus propias decisiones, establecer sus prioridades y formar parte activa en la construcción de su futuro,  mejorando no sólo su realidad laboral, sino también la situación de sus comunidades en cuestión de salud, educación, medio ambiente, economía, etc.

 

El Comercio Justo es una alternativa al comercio internacional convencional, este último genera riqueza para muy pocos y un empobrecimiento generalizado para el resto de la población, fomentando  la guerra para el control geoestratégico de los recursos, la destrucción de la naturaleza y las desigualdades sociales.  Por el contrario, el Comercio Justo se basa en la idea de que las personas pueden superar la desventaja y la marginalización si se les permite tomar control sobre sus trabajos y sus vidas, si están mejor organizadas, si se les proporcionan más recursos y apoyo y si tienen acceso a los principales mercados en condiciones de comercio justo.

 

Es por esto que podemos afirmar que el comercio justo es una buena herramienta para luchar por la erradicación de la pobreza. “Trade, not aid” (“Comercio, no ayuda”), que reclamaban los países en desarrollo durante los años 60, y es que de nada vale la ayuda si no se cambian las reglas del juego del comercio internacional.

 

AlterNativa3 establece con las cooperativas de origen una relación a largo plazo, basada en la igualdad y el respeto recíproco, prefinanciando las compras para facilitar los procesos de exportación y pagando el precio establecido sin entrar en las especulaciones del mercado.

 

Consumiendo productos de Comercio Justo participas en la construcción de una sociedad más justa basada en el respeto a las personas y el Medio Ambiente.

-Volver